Una barca muy animada

El reloj marcaba las cuatro de la tarde y el cielo amenazaba con una tormenta; el sol y las nubes peleaban por ganar el mejor lugar. En tierra firme sucedía algo parecido, seguidoras de los artistas y la película Noé se agolpaban en las calles que rodean el Pepsi Center WTC.  La gente al pasar se preguntaba por qué tanto alboroto, pero sobre todo se preguntaba “¿Por qué habían transformado una parte del WTC en el arca de Noé?”. La respuesta estaba en que el estreno de la película se llevaría a cabo ese mismo día, lunes 10 de marzo.

Foto: Jimena Aguirre
Foto: Jimena Aguirre

La espera por parte de los fans,  la prensa e incluso por parte del staff fue devota y paciente. Aguardar más de tres horas para poder ver a tu artista favorito o para poder sacar una nota, entrevista o fotografía es verdadera dedicación.

Eran aproximadamente las cinco y media de la tarde cuando empezaron a dar acceso al interior del arca de Noé. Primero pasó la prensa, la cual se estableció en un extremo de la alfombra “roja”, que en realidad era azul… Los fans se asentaron en las gradas del otro extremo. La imagen era muy interesante: hombres y mujeres, de una edad promedio de 18 años, gritaban y hacían porras para los artistas (que por cierto, no habían llegado aún). Empezaron a sacar curiosos letreros, muy originales propuestas de matrimonio; otros llevaban pósters de películas en las que habían participado los artistas protagonistas de Noé. Había algunos pósters de la película de Percy Jackson, por ejemplo, que es protagonizada por Logan Lerman, actor secundario en este filme.

La gente del staff seguramente también disfruta estar involucrada en la organización de eventos como estos, quiero decir, estar cerca de las estrellas es estar en el cielo, ¿cierto? De una u otra manera, el ambiente era de expectación y emoción para los participantes de la premier.

Gloria Calzada, host de Netas Divinas, fue quien estuvo animando a los seguidores mientras esperaban a las estrellas, entre datos curiosos y preguntas el tiempo se pasó volando. No sólo fue ella quien los animaba, sino también gente del staff y de algunas televisoras. Algunos conductores hablaban frente a las cámaras con un fondo de fans emocionados. Cada vez que la cámara pasaba frente a ellos, gritaban como si no hubiera un mañana, mejor dicho, como si ya estuvieran viendo a Logan Lerman y Douglas Booth frente a ellos. Los del staff se apoyaron en los conductores para que los seguidores hicieran más ruido, todo el lío venía de unos pósters que habían empezado a regalar. Cuando alguno de los fans se ganaba uno de estos, parecía como si se hubiera ganado la lotería.

La verdadera euforia se dio cuando avisaron que los artistas estaban llegando. El primero en bajarse del coche fue Logan Lerman, seguido de Douglas Booth, quien protagoniza a Sem, hijo de Noé. Los fans gritaban con emoción y Logan Lerman enseguida se acercó a ellos; dedicó 40 minutos solamente para sus admiradores, dando autógrafos y tomándose selfies. Fue el artista más esperado y acaparado, tanto mujeres como hombres se avalanzaban para poder, tan siquiera, tocar a Logan.

Douglas Booth no se quedó muy atrás: “Como vi que todas le estaban gritando a Logan, decidí pedirle a Douglas un selfie, y ¡me encantó!”,  nos dijo una fan al salir del evento. Douglas también se tomó fotos y dio varios autógrafos. Después llegó Darren Aronofsky, director de la película, junto con su novia Brandi-Ann Milbradt, la cual está también involucrada en el mundo del cine. La novia de Aronofsky  llamó la atención, pues su vestimenta no era precisamente un vestido de seda; era una mezcla entre sencillez, elegancia y creatividad: llevaba una camiseta negra con un luchador mexicano dibujado con lentejuelas en el centro de ésta, un saco negro y un pantalón skinny negro; pelo recogido y lentes al estilo geek.

Pero definitivamente no le quitó la corona a la bellísima Jennifer Connelly, quien a sus 43 años lucía espléndida en un vestido rosa pálido con detalles de joyas color fucsia de Givenchy Couture. El papel que protagoniza en la película es el de Naameh, esposa de Noé. Su sonrisa acogedora inspiraba confianza, y los fans, aunque con menos euforia, le pedían fotos y ella aceptaba gustosamente. A pesar de la ausencia de Russell Crowe, protagonista de la película, el ambiente fluyó con un sentimiento positivo.

Los productores, Scott Franklin y Ari Handel, parecían ser unos desconocidos para los fans, pero la prensa, sabiendo el papel tan importante de estos personajes en la película, acudió a ellos para hacer entrevistas y tomar algunas fotos.

La escena se presentaba muy dinámica, en todos los puntos de los pocos metros en los que nos encontrábamos había pequeñas escenas de historias que seguramente serían guardadas como entrañables. El evento rompió en arranques de adrenalina. A derecha e izquierda, o a donde quiera que voltearas, los fans, la prensa y los invitados especiales gozaban de un momento de gloria.

Fotos y texto: Jimena Aguirre 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s