Puntos clave para entender el conflicto en Ucrania

El interés mediático de los últimos días se ha centrado en Ucrania, la amenaza de tropas rusas en la península de Crimea y la creciente tensión entre Rusia y Estados Unidos.  Estos hechos se remontan a una crisis económica, social e ideológica que son clave para entender qué es lo que ocurre en el país de Europa del Este.

Ucrania dividida 

Desde su independencia en 1990 el país se encuentra dividido culturalmente: el oeste de la república se identifica con la comunidad europea, mientras que el este y la península de Crimea con el estilo de vida ruso.

En las elecciones de 2010 esta división fue muy tajante: la región del este apoyó al ex primer ministro prorruso Viktor Yanukovych —quien ganó por una diferencia de menos del tres por ciento en la segunda vuelta— y las regiones del oeste a la ex primer ministra Yulia Tymoshenko.

Crisis económica y deuda

Desde 2012 Ucrania ha tenido un crecimiento económico de menos del 1 por ciento anual (0.15 por ciento en 2012 y 0.36 por ciento en 2013), lo que ha desembocado en un alto nivel de desempleo y una devaluación del 25 por ciento de su moneda en lo que va del año. Las reservas del gobierno ucraniano no alcanzan para cubrir la deuda internacional por lo que el país necesita un rescate estimado en 35 mil millones de dólares.

La Unión Europea le ofrecía 11 mil millones de dólares y Estados Unidos apenas mil millones. La opción más viable para el rescate financiero de Ucrania parece recaer en el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual necesita evaluar la situación financiera del país antes de emitir cualquier tipo de préstamo, lo que deja a Ucrania sumergido en la deuda y la incertidumbre.

Acuerdo de Asociación con la Unión Europea

Ucrania tenía la intención de firmar un acuerdo político y económico con la Unión Europea (UE) que incluía entre sus principales puntos un convenio de libre comercio. Las negociaciones entre Ucrania y la UE fueron suspendidas el 21 de noviembre de 2013 cuando el presidente de Rusia, Vladimir Putin, amenazó con aplicar sanciones de comercio a Ucrania, la más preocupante: lo que concierne al gas natural.

Cerca del 50 por ciento del gas natural que consume Ucrania proviene de Rusia y el gobierno ucraniano temió que, de firmar el acuerdo con la UE, Rusia cortara el suministro de gas que pasa por Ucrania (como lo hizo en el 2006 y 2009).

Protestas contra el gobierno 

Ante la negativa de Yanukovych a firmar el acuerdo con la UE, ciudadanos ucranianos, principalmente de la región del oeste, comenzaron una serie de manifestaciones donde exigían que se concretara dicho acuerdo.

En un intento por aminorar las protestas, el gobierno de Ucrania pactó con Rusia, en diciembre del año pasado, un descuento del 33 por ciento en el gas natural y la venta de bonos de deuda ucranianos con un valor de 15 mil millones de dólares; no obstante, las protestas no cesaron.

La huida de Yanukovych

Las protestas culminaron en la huida de Viktor Yanukovych a Rusia el 22 de febrero, después de que el Parlamento votara para su destitución por abandono de sus funciones constitucionales y convocara a elecciones presidenciales anticipadas el 25 de mayo. El 27 de febrero el Parlamento asignó al líder de la oposición Arseniy Yatsenyuk como primer ministro interino, sin embargo, al día siguiente, desde Rusia, Yanukovych aseguró en conferencia de prensa que no fue derrocado sino orillado a huir por amenazas contra su vida.

La península de Crimea 

En 1954, cuando ambos países formaban parte de la Unión Soviética, Rusia cedió Crimea a Ucrania, por lo que en la actualidad existen tanto ucranianos como población de origen ruso y el grupo étnico conocido como los tártaros: los opositores más extremos a Rusia que conforman entre el 15 y el 20 de la población de la península.

Luego del derrocamiento de Yanukovych el jueves 27 de febrero un grupo de hombres armados tomó el edificio del gobierno regional de Crimea e izó la bandera rusa a modo de protesta contra el nuevo gobierno ucraniano. Este grupo se enfrentó contra otro que, mientras ondeaba banderas de Ucrania, exclamaba que “Crimea no es Rusia”.

La península de Crimea forma parte de la región del sur-este que colinda con Rusia (Imagen: www.cubadebate.cu)
La península de Crimea forma parte de la región del sur-este que colinda con Rusia (Imagen: http://www.cubadebate.cu)

La intervención rusa y los intentos diplomáticos 

El Parlamento ruso aprobó el 1 de marzo el envío de tropas a la región de Crimea con el propósito de defender los intereses de la población ruso parlante que reside allí. La decisión fue inmediatamente reprobada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y por el embajador de Ucrania en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Yuriu Sergeyev.

Según un comunicado emitido por la Casa Blanca, Obama expresó a Vladimir Putin a través de una conversación telefónica su preocupación por la violación a la soberanía de Ucrania y le advirtió que habría consecuencias si Rusia intervenía militarmente.

“El diálogo debe ser la única herramienta para poner fin a la crisis”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Valeria Ordoñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s