El diálogo: la herramienta más importante en la comunicación

"La verdad no pertenece a los profesionales de la Comunicación", afirmó Huerta Vilchis / Crédito: Arturo Rosetti
“La verdad no pertenece a los profesionales de la Comunicación”, afirmó Huerta Vilchis / Crédito: Arturo Rosetti

Con El diálogo como un quehacer primordial de los profesionales de la Comunicación, el maestro Fernando Huerta Vilchis fue el tercer panelista en la II Jornada de Comunicación: Comunicación al servicio de una cultura del encuentro, que se tuvo lugar el 27 de enero en la Universidad Panamericana campus México.

Durante su ponencia, Huerta Vilchis mencionó que actualmente vivimos en una realidad trascendente, compleja y que no puede ser pasada por alto. La comunicación —facultad que tiene el hombre por naturaleza desde que nace hasta que muere— cuenta con la característica de poder atravesar las diversas realidades humanas, es por ello que el ser humano necesita creer que la realidad es trascendente, así todas las actividades que impliquen comunicación estarán salpicadas de ella.

Más adelante, el maestro aclaró que para que un medio de comunicación pueda entablar un diálogo tiene que conocer cuál es su tarea. Por otro lado, necesita saber la visión que el receptor tiene del mundo, comprender cuál es su objetivo y su fin.

Explicó también que el objeto de la comunicación siempre debe de ser la verdad. Es por ello el comunicador tiene la tarea de buscarla, encontrarla y darla a conocer, de esta forma logrará trascender. Por otro lado, el comunicador debe de tener en cuenta que para lograrlo necesita una sólida formación teórica, científica y humanística, además de un conocimiento profundo de la sociedad; esto se consigue en las aulas, en la formación profesional y en las universidades. Al aplicar estos conocimientos se puede llevar al bien común entre el emisor y el receptor.

Además, el comunicador necesita entender que los contenidos ya no pueden ser únicamente productos vendibles, pues aquello deforma la visión de la realidad y termina por convertir a la sociedad en un espectáculo.

Lo que un comunicador debe de hacer es actuar de manera profesional para así entablar un diálogo con la sociedad. Al hacer un buen trabajo se convierte en un puente entre la realidad y las personas. El buen contenido también puede ser rentable, además de que fomenta la justicia social y le ayuda a quitarse el miedo al futuro repudio.

Fernando Huerta Vilchis terminó su participación al mismo tiempo que cerró el primer panel de discusión de la II Jornada de Comunicación. Minutos más tarde, el evento continuó con la conferencia magistral de Monseñor Eugenio Lira Rugarcía, obispo auxiliar de Puebla y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

(De izquierda a derecha) Gilberto Bañuelos y Fernando Huerta / Crédito: Arturo Rosetti
(De izquierda a derecha) Gilberto Bañuelos y Fernando Huerta / Crédito: Arturo Rosetti

Andrea Saint Martin Parada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s