Capitán Phillips: una historia cruda y humana

Póster oficial / Crédito: IMDb.com
Póster oficial / Crédito: IMDb.com

Ficha técnica

Título: Captain Phillips (Capitán Phillips)
Director: Paul Greengrass
Año: 2013
Elenco: Tom Hanks, Catherine Keener, Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman
Guion: Billy Ray, basado en el libro A Captain’s Duty: Somali Pirates, Navy SEALs, and Dangerous Days at Sea de Richard Phillips y Stephan Talty
Duración: 134 minutos
Clasificación: B

El jueves 16 de enero se anunciaron oficialmente las nominaciones a la entrega número 86 de los premios de la Academia de Artes y Ciencias de Estados Unidos. Una de las grandes sorpresas de éstas fue la falta de nominaciones para Tom Hanks como mejor actor y de Paul Greengrass como mejor director por la película Capitán Phillips, una de las favoritas de la temporada. Y es que pese a sus seis nominaciones a dichos premios (incluyendo mejor película), el trabajo de Hanks aparentemente no fue considerado digno de una nominación por parte de la Academia, quien prefirió a actores de comedia rara vez nominados (Christian Bale por Escándalo Americano y Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street).

Sin embargo, independientemente de sus nominaciones, Capitán Phillips representa uno de los mejores trabajos de Hanks en años y posiblemente la mejor obra que Paul Greengrass nos ha presentado.

La película cuenta la historia, basada en hechos reales, de Richard Phillips (Tom Hanks), capitán del barco de carga MV Maersk Alabama que es secuestrado por piratas somalíes liderados por Abduwali Mus (Barkhad Abdi). Al salirse la situación de control, éstos toman al capitán como rehén con la esperanza de obtener una mayor recompensa por su rescate.

El director Paul Greengrass (El ultimátum Bourne y Vuelo 93) demuestra su experiencia dirigiendo secuencias de acción al crear en Capitán Phillips un ambiente de tensión y suspenso. La persecución de los piratas somalíes en busca de la tripulación del barco mete al público en el ambiente de la película. Sin embargo, al contrario de sus películas de la trilogía Bourne (dirigió las últimas dos), Greengrass opta por un enfoque similar al que usó en Vuelo 93, que trataba sobre el secuestro de un avión por parte de terroristas fundamentalistas el día 9/11.

Casi toda la acción se desarrolla en un espacio cerrado, un pequeño bote salvavidas, en el que cualquier interacción entre los personajes causa tensión. El peligro en el ambiente es inminente: nunca se sabe cómo puede reaccionar cualquiera de los personajes.

Para conseguir su objetivo, el director se apoya mucho en el talento de sus actores. Tom Hanks interpreta a Richard Phillips, un hombre común y corriente con el cual es fácil identificarnos; está asustado y estresado por la inusual situación en la que se ha visto envuelto. La aparente sencillez de su personaje puede hacernos pensar que no hay nada grandioso en su actuación, y no es sino hasta los últimos minutos de la película que nos damos cuenta de todo lo que este hombre ha sufrido y el gran impacto que este momento ha tenido en su vida. La sutil actuación de Hanks lleva al espectador a hacerse preguntas sobre el verdadero estado de ánimo del personaje, sobre sus miedos interiores pero ocultos ante estos peligrosos hombres.

Igual de fuerte es la actuación de Barkhad Abdi en el papel del líder de los piratas somalíes. Abdi de hecho está nominado al Premio de la Academia a mejor actor de reparto por este papel. Lo que hace este actor es humanizar a un personaje que en otra película hubiese sido un típico villano, un terrorista sin más motivación que hacer el mal; el personaje de Abdi, en cambio, nos hace comprender también su situación, si bien no justificarla. A través de él entendemos todas las adversidades y miedo que estos piratas también sienten ante una situación que se les salió de las manos.

La fotografía, la edición y el sonido ayudan a generar este ambiente de realismo necesario para que el espectador se conecte con el drama que está viviendo el personaje. El ambiente claustrofóbico generado por estos elementos recuerdan al obtenido por Greengrass en Vuelo 93, con efectos similares. Capitán Phillips es una historia cruda y humana que tiene en tensión al espectador hasta el último momento. Independientemente de que se lleve algún Óscar o no el próximo 2 de marzo, es una película que en definitiva vale la pena ver por su calidad tanto en la técnica como en la historia que cuenta.

Nota. Capitán Phillips está nominada a seis Premios de la Academia: mejor sonido, mejor edición de sonido, mejor guion adaptado, mejor actor de reparto para Barkhad Adbi, mejor edición y mejor película.


Calificación: 3,5 estrellas de 4

Jorge Espinoza Lasso 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s