¿Cómo nacen las tendencias de moda?

Se trató de una noche en que la atmósfera se impuso con un interés común: la moda. “La moda algo tiene, que nos llama poderosamente”, dijo Paloma Díaz Soloaga, nuestra anfitriona. Paloma es investigadora de moda, con estudios e investigaciones en instituciones prestigiosas como Harvard, el Fashion Institute of Technology, y la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado numerosos trabajos concentrados en la moda, desmenuzada y analizada hasta lo más profundo de sus causas primeras. Por si fuera poco, está a cargo del Título Superior en Comunicación y Gestión de la Moda, así como del postgrado Fashion Trend Analysis, todo esto justamente dentro de la Universidad Complutense de Madrid. Este martes 21 de enero nos hemos reunido con ella para una tertulia con el tema “¿Cómo se crean las tendencias?”

Pues bien, el primer paso para apreciar una tendencia de moda en su totalidad es verla como el resultado de una cadena de trabajos, la unión de muchas personas en diferentes funciones, y a quienes les toma años gestar una tendencia que vivirá, si tiene suerte, un año o dos.

Esta labor inicia en las calles de las ciudades más cosmopolitas, donde agencias especializadas en el desarrollo de la moda tienen gente experta en la observación, en reconocer los atisbos de alguna prenda o estilo que empieza a posicionarse entre la población. Son estas personas las que reportan lo observado a las agencias, quienes a su vez están en contacto con las marcas.

Ya empezado un camino se da paso a la evaluación de materiales y cortes, todo esto en ferias internacionales como Première Vision, Baselworld, o Bread & Butter. Llegan los desfiles, durante la temporada previa, y es uno de los primeros acercamientos entre la tendencia y el público en general. Es entonces cuando finalmente inician las campañas publicitarias y el producto comienza a venderse.

Por supuesto, no basta con armar una tendencia; hay que saberla mantener. Paloma refirió la llegada de un movimiento denominado slow fashion. ¿En qué consiste? El punto principal es ya no dejarse presionar por el súbito cambio de temporadas, y por lo efímero de un estilo. La nueva apuesta es invertir en piezas más atemporales, de mejor calidad, y que puedan ser usadas por mayor tiempo. Esta idea surgió a raíz de la crisis económica que tuvo tanto impacto en los años recientes, pero ahora se ha buscado adaptarla al sentido ambiental y amigable con el planeta.

Además de este nuevo impulso a la permanencia, una tendencia sobrevive gracias a elementos como la prensa, los editores de moda, las redes sociales, los íconos y figuras famosas, y la forma en que es presentada por los escaparates. En la era en que podemos obtener prácticamente cualquier cosa vía Internet, se ha vuelto de vital importancia dar peso a las tiendas físicas, las boutiques y pop-up stores (tiendas temporales). La intención es convertir el comprar en una actividad para todos los sentidos, reinventar la experiencia y brindar atención diferente y personalizada. Así, los clientes quedarán más satisfechos y aumentan las probabilidades de que regresen.

Ahora, ¿qué ocurre cuando una tendencia fracasa? Se le ha invertido dinero, se le ha dado promoción y al final no resulta ser lo esperado. “Han arriesgado tanto que la gente no lo ha entendido”, es la definición de Paloma. Ante estos casos, las marcas grandes tienen varias opciones: pueden reducir drásticamente los precios, llevar los productos a outlets, trasladarlos de país (tal vez lo que en un sitio no fue exitoso arrase en otro lugar), y hay incluso quienes venden la mercancía a mercados populares, todo con tal de que salga. No obstante, si se trata de una marca más pequeña, la tendencia fallida queda sólo como pérdida económica.

Fue aquí cuando la charla de Paloma dio un giro, y respondió a uno de los más grandes debates en la historia de la feminidad: ¿por qué es tan grande la importancia de la apariencia física? Partimos de la idea de que, como seres humanos, somos el conjunto de nuestro cuerpo y nuestra alma (¡vamos, recuerden todas esas clases de filosofía aristotélica!), esto significa que ambos tienen igual relevancia en el producto final: nosotros tal cual existimos.

Vivimos en la constante búsqueda de nuestra identidad. En cuanto a nuestra personalidad en la indumentaria, Paloma afirmó que será hasta nuestra tercera década de vida cuando encontremos por fin el estilo y las prendas verdaderamente adecuados para quienes somos. Para ello, atravesamos tanto un proceso interno como uno externo. Influyen en ambos nuestras relaciones interpersonales, nuestro propio concepto de quiénes somos o queremos ser, así como las normas culturales y las leyes de nuestra sociedad.

Todo esto se traduce en una serie de mensajes no verbales que enviamos todo el tiempo, aunque a veces no nos percatemos. “No hay que separar el modo en que pienso del modo en que visto”, explicó Paloma. “Cómo nos vemos manda mensajes acerca de quiénes somos, y no queremos que esos mensajes sean los equivocados”. Es por eso que la ropa tiene tanta importancia, y es todo menos un capricho superficial: se convierte en una extensión de nosotras, y la manera más eficaz de contarle al mundo acerca de nosotras. De acuerdo con Paloma, es imprescindible que cuidemos mucho nuestra forma de arreglarnos, para así no dar nunca una idea errónea.

Como broche de oro no podía faltar el adelanto pormenorizado de las tendencias que dominarán la escena primaveral de este 2014. Los básicos son:

  • Faldas largas en todo tipo de materiales: algodón, lycra, gasa…
  • Prendas extremadamente femeninas: vestidos, moños, listones, etcétera. El encaje continúa con singular poder.
  • Aplicaciones, ya sean estoperoles o cosas más suaves, como pedrería o lentejuelas.
  • Peplum sigue con mucha fuerza una temporada más.
  • Estampados a cuadros, estilo escocés.
  • Frases y rostros grandes en playeras.

Bonus: para la temporada OtoñoInvierno 2015 el grunge amenaza con volver.

Para despedir esta velada, Paloma cerró con una frase que nos gustaría tener siempre presente: “La mujer es el alma de la sociedad”.

Michelle López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s