Descongelando a Disney: cinco puntos clave del éxito de ‘Frozen’

Póster de Frozen / Crédito: skwigly.co.uk
Póster de Frozen / Crédito: skwigly.co.uk

El 16 de enero Frozen, la nueva película de Disney, superó la marca de taquilla de El Rey León, convirtiéndose así en la película más exitosa en la historia de la empresa. La confirmación de que la historia será llevada a Broadway. Un Globo de Oro a mejor película animada. Dos Critics’ Choice Awards por mejor canción y película animada. Diez nominaciones a los Annie Awards (premios a lo mejor de la animación). Nominación al Bafta. Dos nominaciones al Óscar, nuevamente por mejor canción y mejor película animada. Frozen es ya considerado el nuevo gran clásico de Disney, un producto que desde hace más de una década no se veía.

Se trata de una cinta que ha llamado la atención de público de todas las edades. Es más, casi podría decirse que goza de más aprecio entre la audiencia adulta que en la infantil. El fenómeno que ha causado Frozen bien vale ser revisado.

Para quienes aún no la han visto, cuenta la historia de dos hermanas, Elsa y Anna, princesas en el reino de Arendelle. Elsa posee el don de controlar el hielo y la nieve, pero tras un incidente que pone en riesgo la vida de su hermana, son separadas y Elsa se ve obligada a ocultarse de todo el mundo con el miedo de que su poder sea descubierto. Pasan los años y la muerte de sus padres coloca a Elsa en el trono. La noche de su coronación su secreto es revelado; Elsa debe escapar desencadenando accidentalmente un súbito invierno en Arendelle. Anna decide ir en busca de su hermana, y en el proceso ambas descubren valores como el amor, la lealtad y la confianza.

A primera vista Frozen se antoja como la tradicional película Disney, con la fórmula tan conocida utilizada por la empresa desde 1936. Sin embargo, dista mucho de serlo. Es así como podemos establecer algunos puntos concretos que hacen de Frozen una de las películas animadas más importantes de la historia:

1. Disney tuvo el valor de correr riesgos: Desde 2007, con el lanzamiento de Encantada, la empresa comenzó a introducir propuestas y líneas dramáticas que no sólo varían de los clásicos, sino que en algunos casos los contradicen enteramente; esta postura se fortaleció con la llegada de figuras como Rapunzel y Merida. Hace siete años apenas se esbozaban estos cambios: ahora es un golpe de timón fuerte y determinado.

2. Apela al gusto de los adultos: Retomemos la popularidad de Frozen con los adultos. Esta película da la impresión de manejar dos narrativas paralelas: una sencilla y musical para ser disfrutada por los niños, y una más densa, que atrae a los mayores.  La dulzura de la primera sí cumple con el Disney con que la mayoría hemos crecido, y no decepciona en lo más mínimo. Sin embargo, la otra cuenta con mayor profundidad, y pasa desapercibida por los más pequeños; se le entiende mediante foros de debate, intercambio de ideas, e incontables visitas al cine. Aquí radica gran parte de su fuerza, pues no se trata de una historia repetitiva y superficial.

La trama de Frozen está llena de trampas y vueltas de tuerca, que no revelaremos aquí para no arruinar la sorpresa. Pero es en estos ajustes donde más vemos el golpe de timón que Disney está dando respecto de sus enseñanzas tradicionales.

3. La música: El sitio online de Entertainment Weekly definió a Frozen como “lo mejor que le ha pasado a los musicales de Disney desde el 22 de julio de 1949” (nacimiento del compositor Alan Menken). Como decíamos al inicio, ya es un hecho que podremos verla en escena, como ha sido el caso de La Bella y La Bestia y La Sirenita. Ciertamente, posee todos los elementos para convertirse en un éxito de Broadway. A cargo de las canciones están Kristen Anderson en las letras y Robert López en la música (The Book of Mormon, Q Avenue); en las voces encontramos a artistas de gran calibre, como Idina Menzel (Rent, Wicked) y Josh Gad (The Book of Mormon). Hablamos de un soundtrack que ha desbancado a Beyoncé para tomar el primer puesto entre los 200 de Billboard.

(“Let It Go”, tema principal interpretado por Idina Menzel, es ganador del Critics’ Choice Award y se encuentra nominado al Óscar)

4. La historia: Se trata de una adaptación del cuento La Reina de las Nieves, de Hans Christian Andersen. Sin embargo, el guion de Jennifer Lee ofrece una nueva exploración de emociones y sentimientos, una historia en la que las princesas descubren que no hace falta un príncipe para encontrar la salvación y felicidad, y en donde aprendemos que el amor verdadero puede venir de donde menos se espera. Tenemos una cinta con mensaje positivo, con muchas capas, y con personajes de una complejidad inusual en Disney; desde La Bella y la Bestia en 1991 no encontrábamos personalidades tan profundas.

Ilustración de Jennifer Lee, guionista y directora, creada por David Gilson / Crédito: rotoscopers.com
Ilustración de Jennifer Lee, guionista y directora, creada por David Gilson / Crédito: rotoscopers.com

5. Frozen es una de las primeras películas de Disney dirigidas por una mujer: si bien el primer paso se dio el año pasado con Brave, cuya dirección corrió a cargo de Brenda Chapman (quien incluso obtuvo un premio de la Academia), en Disney-Pixar, Jennifer Lee abre la nueva etapa para Disney sin ningún otro intermediario; es con ella con quien el poder femenino llega hasta la silla principal en una producción exclusiva de Walt Disney Pictures. Disney se ha tardado 78 años, pero finalmente Frozen abre las puertas a las mujeres para encabezar un filme. Lee ya tiene un Globo de Oro y está a punto de lograr la misma hazaña que Chapman, pues Frozen cuenta con una nominación al Oscar por mejor película animada.

Claro, Frozen tiene sus puntos débiles: de pronto el ritmo de la narración se corta muy abruptamente –tal parece que, al ver que la película empezaba a tornarse más profunda y dramática, se apresuraron a insertar un momento gracioso, que termina por verse forzado y que resulta en un anti clímax. Pero al final predominan los muchos y variados elementos que mantienen a Frozen como la película más taquillera en Estados Unidos, y con los que la cinta está rompiendo tantos récords: gran historia, innovaciones riesgosas pero bien realizadas, logra cautivar al público de todas las edades, tiene un elenco de primer nivel, y la música es verdaderamente excepcional.

Frozen está rompiendo estereotipos, y quizá marcando una nueva era en los estudios Disney. ¿Cuál será su verdadera repercusión? El tiempo lo dirá…

Facebook | Sitio Oficial

Michelle López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s