Miedos o manías

En el boletín número 505 de Consulta Mitofsky aparece un estudio sobre los miedos y fobias de los mexicanos. Llama la atención que a la pregunta ¿A qué le tiene usted más miedo? la respuesta espontánea de los mexicanos sea a la inseguridad, con un 23.8 por ciento, pues para lo que nos han tratado de vender en los meses que van del sexenio el asunto de la inseguridad ya debería estar superado, incluso según algunas de las encuestas publicadas por varias casas consultoras.

Foto: DiarioUP
Foto: DiarioUP

De cualquier manera, la inseguridad no es algo a lo que se le pueda tener miedo, pues es la consecuencia de otras situaciones a las que sí se les podría tener miedo. Es decir, no le tenemos miedo a temblar, sino al frío que nos lleva a esa situación; ¿O se puede tener miedo a la inseguridad sin temer a los ladrones, a las policías corruptas, a los secuestradores, a los políticos prepotentes, y un largo etcétera de fauna nacional?

En el mismo estudio se menciona que la principal fobia de los mexicanos es a las alturas, contabilizando un 37.3 por ciento, lo que también llama la atención, dada la gran cantidad de rascacielos que tenemos en México… aunque no sé si lo de temer a las alturas se refiera más a que los nacionales, en general, le tememos a ubicarnos en las alturas, lo que parece darle más sentido a esta encuesta, pues teniendo tanto potencial (ahí tenemos a los niños triquis, a la sub-17 varonil y femenil, y tantos otros ejemplos) y recursos, nada más no nos van bien las alturas, ¿o lo alto de la tabla en cuestiones positivas?, el caso es que ahí están los números.

De cualquier manera, peor es la realidad que la percepción de la realidad, que es lo que contabilizan las encuestas y sondeos de opinión. Para ejemplo, unos botones: ¿Recuerdan ustedes que durante el sexenio de Calderón no se cansaban de acusar a su gobierno de estado fallido?, llevamos 11 meses y contando de un nuevo gobierno y qué pasa en Michoacán, donde por cierto, ¿ya tienen gobernador?, pues bienvenido y hágase a un lado porque las fuerzas federales deben entrar al quite de su incapacidad de gobernar el estado, que por cierto, estuvo a cargo los 18 años anteriores de la izquierda perredista, dos de los más destacados personajes de la dinastía Cárdenas (también lo hizo el general Lázaro, sólo que en su calidad de priista), pero nadie les reclama nada a ellos, inexplicablemente.

Otro de los botones es Tamaulipas y especialmente Matamoros; pero no es nuevo el cuento, ahí han gobernado siempre los de ahora y no han sido capaces o no han querido hacer lo que se debe y los resultados hablan por sí mismos; el mismo cuento: ejército, marina, policía federal y a ver si pueden recuperar el mando. ¿Estado fallido? Ya lo mencionaba López-Dóriga en el programa Tercer grado; ¿será que está cambiando la línea editorial en la televisora?, porque la realidad no.

¿Un botón más? Publica el diario Reforma que se han incrementado de manera importante los robos a casa habitación y a negocios en la colonia Insurgentes Mixcoac, en la delegación Benito Juárez de la capital del país y, según la nota, una de las causas es la falta de elementos policiacos para vigilar la zona; además, aclara que los delitos se dan principalmente los fines de semana, cuando una institución educativa ubicada en el rumbo paga Policía Bancaria e Industrial para resguardar la zona. El colmo es que además del número restringido de agentes, deben ceder algunos para cuidar los plantones y marchas de la CNTE y demás movimientos. De alguna manera, los vecinos de la delegación Benito Juárez, y por qué no, de toda la ciudad de México, somos víctimas directamente de los problemas ocasionados por los maestros de la CNTE y, de manera indirecta, los de la CNTE son cómplices del incremento de inseguridad en la capital.

Que los gobiernos locales y el federal quieran poner solución a todo esto es demasiado pedir, es tratar de escalar las alturas de buen gobierno y, según Mitofsky, es nuestra peor fobia.

Fernando Huerta Vilchis

***

Fernando Huerta Vilchis es Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y Maestro en Comunicación Social por la Universidad Panamericana. Actualmente es candidato a Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Es miembro de la World Association for Public Opinion Research (WAPOR), de la Association for Education in Journalism and Mass Communication (AEJMC) y del Grupo Análisis Latinoamericano de Ciencia Política (ALACIP). Profesor en la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana Campus México. Puedes contactarlo en: fhuerta@up.edu.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s