Lionel Richie se gana el cariño de su público mexicano

El concierto fue parte del tour All night long. Créditos: Paola Ortiz
El concierto fue parte del tour All night long. Créditos: Paola Ortiz.

Permítanme empezar con lo siguiente: cuando veo a artistas de la calidad de Lionel Richie, en verdad, recupero la fe en la humanidad. Sí, aunque suene exagerado, no encuentro otras palabras que puedan expresar la magnitud del talento de este compositor y cantante neto.

Me pregunto si algún día volveremos a tener artistas completos, no pura apariencia, juego de cabello y poses, sino músicos apasionados que vivan para hacer música porque es lo que más aman y no para poder vivir rodeados de lujos y placeres.

Siendo la primera vez que Lionel Richie, que lleva ya casi cuatro décadas en los escenarios, viene a México, sin duda ha dejado a su público con un gran sabor de boca y él mismo ha dicho “Nn importa lo que escuchen o lo que los demás digan, definitivamente volveré pronto”, así expresó su gran alegría por dar un concierto el pasado 9 de octubre en la Arena Ciudad de México.

El músico estaba más que emocionado por el gran recibimiento que tuvo en cuanto piso el escenario y no dejaba de expresarlo soltando frases como “yo también los amo” y mandando besos en cada ocasión.

El público comenzó a llegar alrededor de las 8:00 pm, y poco a poco el recinto se fue llenando. A las 9:00pm las luces ya se habían apagado y el escenario se convirtió en una tira de luces moradas y blancas que jugaban proyectándose a todas direcciones, de fondo, una melodía leve y la voz en eco que recitaba el “Hello” de la canción que lleva el mismo nombre.

Y de pronto, Lionel Richie sale en medio del escenario entre humo blanco con el tema “Just for you” logrando que el público se emocione, perro aún se mantienen sentados ordenadamente en sus lugares.

Cabe mencionar que de entre los miles de asistentes, eran contados los jóvenes de nuevas generaciones  que, supongo, si estaban ahí, tienen un oído bien entrenado que sabe darle honor a quien honor merece.

Cada canción tuvo su escenografía representativa. Crédito: Paola Ortiz
Cada canción tuvo su escenografía representativa. Crédito: Paola Ortiz.

Pero no crean que estas palabras siempre las he dirigido hacia el músico, no, si ahora las digo es porque después de media hora de concierto, viéndolo con objetividad y pensando con la cabeza fría,  Lionel se las ganó a pulso.

Su segundo tema, “Penny Lover”, un track del álbum Can´t Slow Down que ganó un Grammy en 1983, comenzó a adentrar al público en confianza para después recibir “Easy” mezclada con el tema “My Love”. Para estas alturas, ya varios se encontraban en conflicto por querer ocultar la tremenda emoción que les provocaba tener en frente a una de las estrellas más representativas de los 80´s.

La romántica velada –porque así son la mayoría de los temas de Richie-, continuó con “Ballerina Girl” y “Truly”. Después, Lionel, para quien el tiempo parece no pasar y conserva un semblante lleno de energía, logró hacer que más de la mitad del recinto estallara en gritos y aplausos con “Endless Love”, tema que interpreta originalmente al lado de la cantante Diana Ross, pero que en esta ocasión animó a que el público ocupara su lugar y cantará con él complementando la canción. La letra apareció en la pantalla y mencionó en forma de halago para su público, “el día de hoy hay muchas Dianas Ross aquí en México cantando esta noche. No tenemos una, tenemos miles”.

La noche y los ánimos continuaron con “Running”, que contó con chispeantes solos de guitarra; “Still”, “Oh no” y “Stuck on you”, temas durante los cuales los más animados no se pudieron aguantar y dejando de lado el qué dirán, se levantaron a bailar y  aplaudir.

Lionel destiló talento al tocar el piano. Crédito: Paola Ortiz
Lionel destiló talento al tocar el piano. Crédito: Paola Ortiz.

Pero lo que se dice bailar, llegó con el tema “Dancing on the ceiling”, pues después de que Richie animara al público, “ya vi que son muy buenos cantando, ¿qué hay del baile?”, toda la Arena se puso de pie para dar sus mejores pasos de baile al ritmo de la canción,  “no había visto a tanta gente bailando esta canción desde 1984”, expresó sorprendido.

Pero lo mejor de lo mejor, apenas estaba por venir. Después de “Three Times a Lady”, “Love Will Find a Way”, “The Only” y “Sail On”, el tema más palmeado de la noche, la convinación de “Fancy Dancer” y “Sweet Love” como una misma canción, volvió a poner de pie al público.

A lo lejos se veía una señora con lentejuelas que a rienda suelta mandaba besos al cantante y bailaba como se debe: como si nadie la estuviera viendo y como si estuviera en plena pista de baile estilo Viernes de sábado por la noche (sólo para que se den una idea de qué tan animada estaba la gente).

Por ahí, un seguidor del cantante me comentó durante el concierto que aquel momento lo transportaba a la época de su juventud, lo hacía recordar muchas cosas del pasado que fueron realmente buenas y que hasta las imágenes que se proyectaban en el fondo estaban cargadas de significados para toda una generación, como una que decía: “Today: The Commodores” que era la banda con la que Richie comenzó su sueño de músico, la cual por cierto, por mucho tiempo fue la banda telonera de los Jackson 5.

La mezcla de los temas “Lady” y “Just To Be Close” dio paso a una de las canciones más coreadas de la noche “Say you, say me”, tema ganador al Oscar como mejor canción en 1985 al ser parte de la banda sonora de la película White Nights, estelarizada por Mikhail Baryshnikov y Gregory Hines.

Después de “Brick House” mezclada con “Fire”, temas que también pusieron a bailar a muchos, llegó el tema más esperado de la noche: “Hello”. Las luces bajas del escenario dejaron la Arena en un ambiente más romántico y el público se convirtió en una cascada de luces brillantes al sacar sus cámaras y celulares para atrapar el momento.

Foto4: “No había visto a tanta gente bailando esta canción desde 1984” declaró Richie. Créditos: Paola Ortiz
Foto4: “No había visto a tanta gente bailando esta canción desde 1984” declaró Richie. Créditos: Paola Ortiz.

En cuanto el piano comenzó, todo el público gritó emocionado. Dicen que los silencios son el artificio más difícil de aprender a usar, sin embargo Lionel no sólo tiene destreza al cargar cada nota del piano de sentimiento, sino que además sabe cuándo y cómo manejar los silencios logrando que el tema se convierta en una verdadera delicia de canción.

Después de la conocida balada, fue el turno de “All Night Long”, tema con el que dijo adiós y desapareció del escenario, pero el esperado “cierre con broche de oro” no quedaba ahí ya que después de aproximadamente dos minutos de vitoreos que aclamaban al artista de vuelta, Lionel salió con un saco blanco y una rosa roja que pendía del bolsillo de éste.

“Ciudad de México, ustedes están fuera de control, definitivamente volveré, saben, algo que me preguntan mucho en todos los lugares a los que voy es cuál considero que es la canción más bonita que he escrito… Realmente es una pregunta muy difícil de contestar, pero sí hay una canción, y hoy la celebraremos aquí, la escribí al lado de mi querido amigo Michael Jackson”, mencionó.

Richie llegó con una banda musical llena de energía que se lució con la armónica y el saxofón. Crédito: Paola Ortiz
Richie llegó con una banda musical llena de energía que se lució con la armónica y el saxofón. Crédito: Paola Ortiz.

Ante la mención del fallecido Rey del Pop el público comenzó a gritar y a aplaudir como muestra de su admiración por él. Incluso Lionel se tomó un minuto para aplaudir junto con el público por la gran leyenda que fue y sigue siendo el intérprete de Thriller.

“Lo extraño profundamente, y es por eso que antes de irme esta noche, es importante que ustedes entiendan que nuestros corazones sólo trataron de cambiar al mundo, intentamos construir un mejor mañana y todos lo debemos de seguir intentando, por eso esta noche quiero que canten conmigo en honor a Michael Jackson, We Are The World” , expresó.

Sin duda un cierre con verdadero broche de oro que logró tocar hasta las fibras más duras de cada uno de los espectadores que al unísono cantaron juntos el himno a un mundo mejor, en el cual se incluía en pequeñas partes la voz de Michael Jackson, detalle que logró hacer aún más emotivo el momento.

Miles de personas de pie cantando al mismo tiempo recordando a uno de los grandes y acompañando a otro. Antes de que terminara la canción, Lionel se levantó e hizo reverencia “adiós a todos, muchas gracias, son increíbles. Buenas noches!” , se despidió .

Y así termino el concierto, con las emociones a flor de piel.

Por Paola Ortiz.

Un pensamiento en “Lionel Richie se gana el cariño de su público mexicano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s