La llegada del ANIME a la pantalla grande con “DragonBall Z: La batalla de los Dioses”

"Dragon Ball Z: La batalla de los dioses” Cortesía: rpp.com
“Dragon Ball Z: La batalla de los dioses” Cortesía: rpp.com

Los amantes del ANIME no me dejarán mentir, es muy difícil que la película de una serie animada  japonesa salte a la pantalla grande, y aún más difícil es que llegue a los cines de todo el mundo. Es por eso que “Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses” viene a ser, para los ANIMES, una completa joya.

El éxito que alcanzó la historia de Dragon Ball de Akira Torimaya fue algo inesperado que logró terminar de tirar las barreras geográficas y llevar estas series animadas japonesas por diferentes países y culturas. Y es que tanto a chicos como a grandes, los personajes de la serie lograron cautivarlos de una u otra forma, comenzando así con un clásico del ANIME que hoy en día escribe un capítulo más de su historia.

La película “Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses” no es para nada el parche que le faltaba a la serie para concluir, como pensaban algunos; es más bien una aventura nueva que Gokú decide emprender para superarse a sí mismo al descubrir que fuera, en el universo, existen seres de los cuales no tiene ni la más mínima idea de lo poderosos que son.

La trama de la película se desarrolla en el cumpleaños número 38 de Bulma, todos están reunidos para festejar con ella exceptos Gokú, porque está en el planeta del norte entrenando. Desde el inicio, se presenta a un  Son Gokú o Kakarotto – como también le dicen-, como una persona alegre y divertido, con ese positivismo y confianza que lo han caracterizado desde su creación.

Es difícil escuchar a los clásicos personajes de la historia, con las voces originales, sin recordar aquellos tiempos en los que Dragon Ball era todo un éxito en la televisión abierta, recordando también la niñez o adolescencia de muchos de los que hoy son los más ansiosos por ver la película.

En este filme, se muestra a unos personajes maduros que han sabido aprender lo más valioso de cada enfrentamiento que han tenido a lo largo de todas sus aventuras, sin embargo aún les falta una lección más. Lejos quedaron aquellos jóvenes que se conocieron durante la búsqueda de las siete esferas del dragón, ahora viven pacíficamente en la tierra y sus familias se mantienen unidas y a salvo.

Sin embargo el Dios de la destrucción, Bills, despierta del largo sueño en el que estaba, la razón: un oráculo le dijo tiempo atrás que un Dios Súper Saiyajin (SS) lo enfrentaría. Y el momento había llegado. Bills quería ir al encuentro de su supuesto oponente para comprobar a los demás y así mismo, que ningún Dios Súper Saiyajin podría vencerlo, aunque en realidad su principal motivación era conocerlo, pues jamás había escuchado de esta especie de guerrero.

Bills  acude, acompañado por su fiel “asistente”, a visitar a Gokú, pues de los cinco Saiyajines que existen en la tierra él es el más poderoso. Gokú le explica que no sabe nada sobre el famoso Dios SS que busca, pero le pide que tengan un encuentro amistoso, pues ha escuchado que Bills tiene un gran poder y a Gokú le gustaría tener una dimensión de qué tanto.

Kakarotto queda impresionado por el poder de Bills, quien con solo uno ligeros toques logra derrotarlo. Bills se dirige a la Tierra en busca de Vegeta para preguntarle sobre el Dios SS, Bulma los encuentra y los invita a su fiesta, por lo que deciden quedarse pese a las prisas de Vegeta porque se fueran antes de que algo encendiera la furia de Bills y dejará salir su máximo poder que le da el nombre de Dios de la destrucción. Pese a todo, Bills se enoja y decide destruir la Tierra, pero Gokú y Vegeta harán todo lo que este en sus manos para salvarla.

A lo largo de toda la película no faltan los momentos graciosos que caracterizan a este ANIME,  que sin duda harán que más de una vez te rías de las “actuaciones” de los personajes. El film cuenta con la esencia de la historia, pero también con chistes y detalles frescos que logran mantenerla actualizada. Algo que quizá sea un punto a favor para cautivar a la audiencia joven y a nuevas generaciones.

El tema y el hilo conductor de la historia están bien manejados, sin embargo, el final de la película es algo acelerado, con un poco más de diálogos bien estructurados podría haber tenido un mayor impacto. Por otra parte, deja abierta la historia para una posible continuación del ANIME o quizá una segunda película. Todo es posible ahora para Dragon Ball.

Amistad, perseverancia, trabajo en equipo, confianza en uno mismo, amor y unión, son algunas de las cualidades que esta película trata de transmitir al público. Sin duda un clásico que no te puedes perder, y estará disponible en todas las salas de cine en México el próximo 26 de septiembre. No te arrepentirás de ver las novedades digitales con las que se creó está película que llevan al dibujo animado a una fase más y muestran claramente un cambio en la producción de las series animadas.

Por Paola Ortiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s