Canon SL1, chiquita pero picosa

Así de pequeña es la Canon Rebel EOS SL1, la réflex más pequeña del mundo. Crédito:  Luncurkan Camera.
Así de pequeña es la Canon Rebel EOS SL1, la réflex más pequeña del mundo / Crédito: Luncurkan Camera

Por Óscar Colorado

La réflex más pequeña del mundo ¿Cumple lo que promete?

Hoy por fin retorno a El Gadgetero tras hospitalización por hepatitis y larga recuperación en cama. Para celebrar el evento decidí que me merecía un regalo de “recuperación” y la opción evidente (al menos para mí) era una cámara nueva.

Visité a mi proveedor fotográfico desde hace años, Foto del Recuerdo , porque da los mejores precios de contado y su dueño, Don Eduardo Díaz de León,  es tan conocedor como amable (desgraciadamente no recibo nada por el comercial). Pedí que me mostraran los modelos más recientes de Canon, entre ellos la EOS Rebel SL1 y en cuanto la tuve en la mano, me enamoré.

La SL1 (conocida en Europa como EOS 100D) es una cámara réflex, pero lo primero que salta a la vista, es que es mucho más compacta que su hermana mayor, la Rebel 5Ti, que en comparación parece monstruo marino. Por cierto, recomiendo ampliamente la página www.camerasize.com que es una herramienta de referencia esencial al comparar tamaños de cámara.

Aunque sea una cámara muy pequeña, la SL1 tiene una pantalla tan grande (3”) como la Rebel T5i. Crédito: camerasize.com
Aunque sea una cámara muy pequeña, la SL1 tiene una pantalla tan grande (3”) como la Rebel T5i / Crédito: camerasize.com

La Canon SL1 es chiquita pero picosa. Para empezar, es sorprendentemente cómoda para ser una cámara pequeña pero no se sacrificó prácticamente nada en términos de ergonomía ni de acceso inmediato a funciones con botones. Si lo anterior no es suficiente, la pantalla de tres pulgadas y táctil capacitive-touch (en español: el tipo de pantallas que usan los smartphones) es cómoda y fácil de usar para tener acceso a cualquier ajuste.

Para el fotógrafo serio, cuenta con mandos manuales y varios modos con pre-ajustes y filtros simpáticos para quienes apenas se inician en el mundo de las réflex. Definitivamente es una cámara con la que se puede crecer como fotógrafo y usarla desde el modo automático hasta tomar el control total del equipo.

Con un objetivo telefoto la SL1 se siente extraña y desequilibrada. Crédito: kevinkeeganpro.com
Con un objetivo telefoto, la SL1 se siente extraña y desequilibrada / Crédito: kevinkeeganpro.com

La SLT1 es reducida en tamaño pero tiene un sensor de 18 megapíxeles como la de su hermana mayor, la Rebel 5Ti, pero la SL1 la supera en auto-enfoque en el modo live-view y en video. De hecho, la SLT1 ostenta hoy por hoy el mejor sensor tamaño APS-C de Canon, incluso más capaz que el de la fantástica y semi-pro 7D. Y todo en un empaque realmente portátil a un precio razonable.

La combinación de la SL1 con el lente de fábrica no es tan compacta aunque es versátil. Crédito: Imaging Resource
La combinación de la SL1 con el lente de fábrica no es tan compacta, aunque es versátil / Crédito: Imaging Resource

Quizá lo único que me desagradó de inmediato fue el objetivo kit 18-55mm IS STM que ahora es más grande que el anterior porque tiene un tipo de motor de autoenfoque llamado Stepper Motor (STM). Esta nueva óptica promete (y cumple) un autoenfoque más silencioso para hacer video con las réflex Canon.  El costo son algunos milímetros de más y es un objetivo estorboso comparado con la diminuta cámara.

Entonces, tenemos una cámara de dimensión reducida, tan rápida como una réflex normal, cómoda, discreta y perfecta para la fotografía de calle por su dimensión cautelosa, pero con una óptica regular y comparativamente grande montada encima. ¿Qué hacer?

Cuando se compara la SL1 con la mediana T5i o la semi-pro 7D se comprende mejor la diferencia de tamaños. Crédito: camerasize.com
Cuando se compara la SL1 con la mediana T5i o la semi-pro 7D se comprende mejor la diferencia de tamaños / Crédito: camerasize.com

Para mí la solución fue muy sencilla: pedí la cámara sin objetivo (¡Trata de conseguir eso en las tiendas que son parte de tu vida!) y compré el fantástico Canon EF 40mm Pancake. Es un objetivo genial: diminuto (pareja perfecta para la SL1), un poquitín telefoto porque con el sensor APS-C de la SL1 equivale a 60mm (una longitud focal un poco rara, ni normal ni telefoto), sin distorsiones,  excelente calidad óptica y, aunque podría ser más luminoso (su abertura máxima es f/2.8), tiene un precio irresistible: $3,000 pesotes moneda nacional.

El cuerpo de la cámara me costó $9,000 y el objetivo $3,000, así que por 12 kilos salí de la tienda con una extraordinaria cámara recién salida del horno con un objetivo de primera, por la cual no tuve que hipotecar el brazo. Una estupenda combinación para tener una muy buena cámara siempre a mi lado.

La combinación SL1-EF 40mm es compacta e ideal para hacer fotografía de calle con discreción.
La combinación SL1-EF 40mm es compacta e ideal para hacer fotografía de calle con discreción / Cortesía: Digital camera review

La Rebel SL1 tal vez no sea la cámara para cualquiera porque definitivamente no tiene la resistencia ni velocidad de una cámara semi-pro (como la 7D) ni pantalla móvil como la 5Ti, tampoco sensor full frame como la 5D Mark III, y aunque pequeña, no es tan portátil como una mirrorless*. Sin embargo, para quienes ya han agotado las posibilidades de una cámara compacta, ésta es una gran opción para tener una réflex como Dios manda (sí, estoy seguro de que el 11º mandamiento es “Comprarás otra cámara…”) en un tamaño súper portátil y que es una poderosa máquina para hacer fotos.

Si tienes manos de leñador, olvídalo –demasiado petite- , pero si buscas una cámara buena, bonita y barata (bueno, no taaaaan barata como la EOS T3, pero bajará de precio y definitivamente es mejor cámara y más barata que la T5i), es una opción extraordinariamente buena.

El objetivo Canon EF 40mm f/2.8 “Pancake” es una excelente opción para acompañara a la diminuta SL1.
El objetivo Canon EF 40mm f/2.8 “Pancake” es una excelente opción para acompañar a la diminuta SL1

Pros: Cuerpo pequeño con funciones, velocidad de operación y sensor de una réflex mucho más grande. Precio justo.

Contras: El objetivo kit arruina un poco el factor compacto y es una óptica de calidad regular. El tamaño compacto de la cámara no se equilibra bien con ópticas más voluminosas.

Recomendación: Compra solamente el cuerpo ($9,000 pesos)  sin el objetivo kit y consigue el objetivo Canon EF 40mm ($3,000).

*Mirrorless: tipo de cámaras de óptica intercambiable pero que al no usar un espejo como las réflex son mucho más pequeñas.

Foto de portada: www.thephoblographer.com

***

Óscar Colorado Nates es catedrático titular de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México), autor de los libros “Fotografía de Documentalismo Social”, “Fotografía Artística Contemporánea”, entre otros, y creador del blog www.oscarenfotos.com, espacio de reflexión fotográfica líder en Iberoamérica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s