Vuelve Sally Potter con ‘Ginger & Rosa’

Por Danny Guzmán

Después de cuatro años de ausencia, Sally Potter vuelve a las pantallas grandes mexicanas con la película Ginger & Rosa, protagonizada por las jóvenes estrellas Elle Fanning (Super 8, 2011) y Alice Englert (Hermosas Criaturas, 2013). Potter retoma temas controversiales de la vida cotidiana y los sitúa en un contexto de guerra, desde las bombas de Hiroshima hasta la posible guerra de misiles ubicados en Cuba.

Ginger & Rosa / Imagen: gingerandrosa.com
Ginger & Rosa / Imagen: gingerandrosa.com

El filme fue bien recibido en el Toronto International Film Festival, así como en los 56th BFI London Film Festival. Además de que Elle Fanning fue galardonada con el premio de Mejor Actriz en el Valladolid Film Festival y el Santa Barbara Film Festival por su impresionante interpretación de la pelirroja Ginger.

La cinta se estrenará en salas nacionales el próximo 21 de junio.

Ginger & Rosa

Sinopsis

Imagen: gingerandrosa.com
Imagen: gingerandrosa.com

En 1945 el mundo se encontraba atónito por las bombas lanzadas a Hiroshima por parte de Estados Unidos, mientras que en un lugar de Inglaterra el mundo daba la bienvenida a un par de pequeñas nacidas en camas contiguas. Ginger (Elle Fanning) y Rosa (Alice Englert) compartirían más que el cumpleaños durante los años subsecuentes, volviéndose la mejor amiga una de la otra y apoyándose en los momentos más complicados de su infancia, como el abandono del padre de Rosa a su familia. Las dos, metidas en el mismo mundo pero con matices completamente diferentes, comienzan a forjar personalidades que serán contrarias en los años venideros.

Con tan solo 14 años, Rosa le enseña a Ginger las bondades que puede ofrecer la vida fuera de casa, sin embargo, en 1962, con la amenaza de los misiles colocados en Cuba por parte de la Unión Soviética, surge la posibilidad de una guerra atómica entre América, Asia y Europa; parece que las dos jóvenes están destinadas a vivir entre guerras.

Ante esta amenaza, Ginger, que ha heredado la conciencia política de su padre Jason (Alessandro Nivola) y el talento artístico de su madre Nathalie (Chrisina Hendricks), decide lanzarse a la calle con pancartas y protestar con sus poemas para obligar al gobierno a desistir de sus planes militares. Mientras que Rosa se enfrasca en la búsqueda del amor que dura toda la vida, el cual encuentra, curiosamente, en el padre recién separado de su mejor amiga.

La tensión entre ambas crece y lo peor está por venir, en una situación que puede llevar a más de uno al borde del colapso.

Crítica

Imagen: gingerandrosa.com
Imagen: gingerandrosa.com

Sally Potter, siempre controversial desde Orlando (1992), vuelve a contarnos una historia que muestra la otra cara de la moneda de las guerras. Con batallas que se disputan en casa y no en el campo de batalla, Ginger & Rosa te sumerge en la transición de la adolescencia a la adultez en un contexto lleno de conflicto, tanto interno como externo.

El gran elenco de actores adultos de la cinta pasa a segundo término, cargando todo el peso de ésta en sus dos protagonistas: Elle Fanning y Alice Englert. Si la cinta pretendía introducir a Englert, tal y como lo dice los créditos, ha fallado. Si bien el personaje de Rosa tiene su misterio y sus matices, se ve opacado casi en su totalidad por el sólido y fuerte personaje de Ginger, no sólo por el personaje sino también por la excelente actuación de Fanning que deja en claro que hace tiempo dejó de ser la hermanita de Dakota Fanning para forjar su propio nombre en la industria cinematográfica. La experiencia que tiene al haber trabajado con Sofía Coppola, Francis Ford Coppola y J. J. Abrams se refleja en cada uno de los primeros planos bellamente retratados por Robbie Ryan, en uno de los aspectos más destacados de la cinta, el conjunto de la fotografía y la excelsa actuación de Fanning dan a la emotividad de la historia a gestos y no a palabras.

El filme está redondeado con personajes secundarios que aportan sus propios universos al mundo de Ginger. El eterno rival-aliado de Reino Unido, Estados Unidos, se ve reflejado en el personaje de Annette Bening, Bella, una mujer libre y fuerte que rompe todos los esquemas que se espera de la mujer de esa época, y no sólo de la mujer, sino también de las diferencias del progreso existentes entre uno y otro continente, rompe todas las costumbres británicas. La pareja interpretada por Timothy Spall y Oliver Platt, los padrinos de Ginger, capaces de todo con tal del bienestar de la joven, muestran una visión poco convencional de una pareja.

Sin embargo, pese a todas las personalidades y conflictos potencialmente explotables dentro de la película, casi todos se quedan a medias, en ningún momento llegan a su momento cumbre. La relación entre Rosa y Jason podría dar más juego y aportaciones a la trama. La vida política de Ginger carece del atractivo que podría llegar a tener. En conjunto, todas estas deficiencias salen a la luz gracias al ritmo lento que puede llegar a tener al filme en algunas partes.

La conjugación de las distintas personalidades de los personajes y los problemas interiores de cada uno, llevan a un desenlace que deja una sensación de quedarse con más preguntas que respuestas después de los 90 minutos, en un final flojo que podría haber sido más contundente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s