¿Hacia donde va la izquierda mexicana?

Cortesía: elporvenir.com.mx
Cortesía: elporvenir.com.mx

Por: Daniela Reyes

Recientemente Andrés Manuel López Obrador, ex candidato presidencial en 2006, pidió licencia dentro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) debido a su inconformidad con las alianzas del partido y Acción Nacional.

Pero ni las alianzas son recientes así como tampoco la fragmentación interna del partido. Basta situarnos en el año 1989 para corroborar lo anterior.

El ahora llamado PRD surgió en 1989 como  parte de uno de los cinco partidos que integraban al Frente Democrático Nacional: Partido Mexicano Socialista, PMS, Partido Popular Socialista, PPS, Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, PARM y el Partido Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, PFCRN.

Desde su origen, el PRD enfrentó a la oposición, especialmente al Partido Revolucionario Institucional, con el que la relación estaba muy dañada luego de las elecciones federales de 1988, en las que Salinas de Gortari (PRI) obtuvo el triunfo sobre Cuauhtémoc Cárdenas (FDN). La oposición, abanderada por el mismo Cárdenas y Heberto Castillo, señalaron que el PRI llegó al poder de manera ilegítima. Desde ese momento Salinas de Gortari “Ni los ve ni los oye”.

Pero la fractura no solo se dio con el PRI sino en el mismo FDN, cada día la izquierda mexicana parecía desmoronarse más y más. Así llegó el año 1989 con las primeras elecciones estatales del año; las elecciones en Baja California.

Con estas elecciones la izquierda terminó por dividirse completamente luego de que Rafael Aguilar Talamantes, fundador del PFCRN con apoyo del PARM y el PPS, se negaron a apoyar la “posible” alianza entre el FDN, específicamente PRD y PMS, con Acción Nacional (PAN) para ganar las elecciones teniendo como abanderado al empresario panista Ernesto Ruffo Appel.

Es así como finalmente Aguilar Talamantes le retira su apoyo a C. Cárdenas y empieza a buscar diálogo con el PRI, rompiendo tajantemente el tan ya desgastado FDN, el que a su vez no consolidó un acuerdo con el PAN para la tan deseada alianza.

¿Y cuál fue el resultado?, en Baja California, al menos, luego de que Cuauhtémoc Cárdenas le ganara a Salinas en votos durante las elecciones de 1988 en aquél estado, pasó a ocupar un fatídico tercer lugar, con su candidata Martha Maldonado, mientras que la oposición, si  PAN, el otro partido adverso al PRI, lograra ganar, lo que representó la primera vez que la oposición llegaba al poder en México.

El PRD ni siquiera pudo obtener un segundo lugar, que lo ganó el PRI con Margarita Ortega como su candidata y qué decir del PPS, PARM Y PFCRN que después de no obtener resultados del diálogo con el PRI, lanzaran a su propio candidato, Sergio Quiroz, el cuál ni siquiera obtuvo el 3% de los votos.

Ese mismo año, en Michoacán, el FDN tampoco obtuvo el triunfo para gobernador. Después de esto, el Frente pasó a la historia y sólo sobrevivió el PRD.

22 años después, la izquierda sigue dividida, parte del PRD acepta las alianzas, pero la otra parte no comulga con éstas. Así que he aquí la pregunta del millón; ¿Hacia dónde va la izquierda mexicana?, si es que todavía existe.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s